domingo, agosto 13, 2017

La Alhambra y el Sacromonte (tercer relato del viaje)


Como lo prometí ahora te voy a hablar de la Alhambra, lo primero que noté al llegar es que esta lleno de gatos!!! Así que fui muy feliz de encontrar estas bellezas por todos lados. Estos son algunos de los que me encontré, muchos no se dejaron tomar foto o salieron muy movidos. No es que la Alhambra tenga una plaga de gatos, es que son parte de ella, aqui les pueden contar que es una población controlada y muy útil para el ecosistema Alhambra Gatuna 
Te dejo un collage de los hermosos gatos que pude conocer el día que visité la Alhambra.

Dicen que las visitas a la Alhambra a principios del siglo pasado empezaron con el llamado turismo cultural. Debo confesar que nunca tuve mucho interés por el lugar hasta que Suyin me propuso ir a Granada a visitarla, como ella accedió a ir a Marruecos y todo está en el sur, era un buen punto en el itinerario. 
Dicen que es el lugar más visitado de España por los turistas, debe serlo que aunque compramos los boletos con un mes de anticipación, no encontramos para la fecha que queríamos, ni en español, la opción fue un tour en francés o uno en inglés, así que tomamos el tour en inglés y escuchamos las historias de Granada sobre "Ferdinand, The king" y "Charles 5th" , no me imaginé que tradujeran los nombres. 
Nunca había tomado un tour como ese, nos dieron unos audífonos y un receptor, el guía habla en su micrófono y transmite el sonido a cierto rango, yo estaba confiada con eso y me mantuve en el rango, a veces me tardaba más fotografiando flores y jardines, siempre tuve el cuidado de tener en linea de vista a algún miembro de grupo, o eso creía yo... en algún momento perdí la recepción del sonido y empecé a caminar por un sendero de cipreses, pregunté a unos guardias y me dieron idea de dónde ir a buscar, corrí y corrí por los jardines del Generalife (se pronuncia como se lee, abstenerse de decir "yeneralaif" ) hasta que encontré a mi grupo que me buscaba voceandome por los audífonos.

La arquitectura de la Alhambra es de como estar dentro de las historias de "Las mil y una noches" o las de Gibran Jalil, los espejos de agua, los peces, las ranas en las fuentes, el constante sonido del agua, la paz de las flores y la calma de ver desde la cima de la colina la hermosa ciudad de Granada.

Lo que más me impactó fue la geometría tan perfecta que domina todos los rincones de la gran ciudad amurallada. La roja. Tengo una obsesión con los mosaicos que vi, llevo días investigando para poder reproducirlos con ayuda de regla, compás y transportador, para pintarlo en mis cajas de madera. En la última foto del siguiente collage, aunque en foto no se ve tan impresionante, es una representación de los 7 cielos de los que habla el islam.
Y en el siguiente collage se ven todas esas selfies que tomé y que no tuvieron nada que ver con que me perdiera, me perdí por tomar fotos de flores. 
Después de salir de la Alhambra y volverme loca en la tienda de recuerdos comprando cosas con la forma de los leones de la fuente, libros y chucherías como intento desesperado de no dejarla pasar desapercibida y seguir viendo algo de ella a diario. 




Después de gastar como si se acabara el mundo mañana, emprendimos el camino hacía el Sacromonte, a las famosas cuevas de los gitanos y a la abadía. El camino fue muy largo  y yo estaba a nada de enfermarme de la tos, porqué en la Alhambra nos llovió. 

Fueron como 4 km de dónde nos dejó el turibus hacia dónde íbamos, a mitad del camino encontramos transporte público y pudimos llegar a la cima de la colina, a la entrada de la abadía, pero ya estaba cerrado :( , pero para mi valió la pena por el paisaje y  la hermosa gata carey que me encontré dándome la bienvenida, mientras esperábamos el "autocar" para regresar. Nos encontramos a unos señores españoles que me estuvieron preguntado sobre la situación económica  y política de México, y me descosí contándoles nuestras penas. 
Al otro día dejamos Granada y viajamos 5 horas rumbo a Algeciras, pero esa es otra parte de la historia.

domingo, agosto 06, 2017

Viajes que marcan un antes y un despues

El viaje España olia desde el inicio como un hito en mi vida, hoy estoy segura de que lo es, hoy sé que todo cambió estando allá, entre ellas mis ambiciones y mis planes, pronto sabrás de que te estoy hablando, pero mientras te seguiré contando del viaje.

España segunda parte

El viaje continuó por la peninsula ibérica, dejandome ver como la mezcla de culturas con las que mis antepasados se fusionaron.
Despues de 5 horas llegamos a Granada, esa ciudad de la que solo sabía por la cancion de Agustín Lara :

En Granada me recibió un amigo que tenía como 10 años de no ver. Fue reconfortante llegar y ver un rostro conocido, fue como si lo hubiera visto un día antes en la escuela. Se me advirtió desde el inicio que tuviera cuidado con las gitanas y su truco de darte una rama de romero como "su bendición". Me sentí estafada cuando ví a la primera gitana, yo me imaginaba algo como Esmeralda del Jorobado de Notre Dame, pero la realidad es algo así:
El primer día fuimos a comer tapas a una zona cerca de la plaza de toros. Probamos la cerveza local que se llama Alhambra y luego fuimos  a comer tapas dulces, ahi fue cuando me enamoré. Te presento a mis dos amores: La cava y el pionono.

La cava es un vino espumoso blanco, si fuera francés se llamaría champagne, pero como es español le dicen cava. El pionono es ese pastelito delicioso, suave, dulce, de sabor tan delicado, imposible de comparar con alguno otro.

Ese día recorrimos la ciudad sin rumbo fijo, obteniendo una visión general de la ciudad y perdiendonos por las calles laberinticas. Mientras caminabamos un chico me ofreció conocer una "tetería", como no conocía el término le pregunté dónde era, me dió indicaciones y le dije que despues regresaba, luego de varias fotos de este estilo entre mi amiga y yo:





Subimos por un callejón y vi un negocio con mucha influencia árabe, parecia no tener clientes, pero algo me dijo que entrara, entré y al final había un balcón, mi sorpresa fue ver al mismo chico que habia visto sobre el paseo de los tristes (asi se llama la calle), incluso él se sorprendió y me dijo que no muchos de los que dicen que volverán, vuelven.
Esa era "la tetería del bañuelo" dónde volví a comer cosas dulces:

Ese es té moruno y esos son dulces árabes, con coco  y pistaches. Sin embargo, lo maravilloso de la "Tetería del bañuelo" fue la vista:



Directo a la Alhambra.

Al día siguiente recorrimos la ciudad con una guia de turistas y conocimos las leyendas, para variar en Granada también hay un historia de amor prohibido (no como la de de Selena) , sino como la de los de Verona: Romeo y Julieta, pero esta historia tiene un inocente colgado y una mujer fantasma.
Este es el balcón donde ocurrió la desgracia, si quieres leer la historia, aqui te la van a contar http://www.ciceronegranada.com/blog/leyendas-de-granada-tragedia-romantica-darro/


Si quieres conocer la leyenda de las tapas, te comparto el relato de la guia de turistas:



Por la tarde fuimos al mirador en lo alto del barrio del Albaicin y una vez más vimos a la Alhambra, pero era hasta el siguiente día que teníamos boletos para entrar.


Pero de la Alhambra y de Sacromonte te cuento después...

miércoles, julio 05, 2017

En España...

Escribo desde la zona de silencio de un tren que se dirige a Málaga, yo bajaré tras 2 horas de camino para transbordar un autobús que me llevará a Granada. Ojalá pudieras oler este vagón, huele a un tenue y agradable perfume de hombre, ayer ya no conseguimos boletos para otro horario y los únicos disponibles eran en este tren en esta zona, llena de hombres de traje que desde que abordaron están trabajando en sus laptops. Acabo de regresar de la cafetería del tren, acabo de poner a prueba el equilibrio que adquirí en el metro de la CDMX y en la ruta 13 de Cuernavaca. 

Voy aprendiendo trucos, si pides un vaso con agua es gratis, si pides una botella será más de 1€. Llevo 2 días en España y por alguna razón la siento familiar, me gusta ver una ciudad tan ordenada, esa misma impresión me dieron Londres y París (aún más Londres), parece que la ciudad fue planeada de una sola vez, que desde que surgió ya sabían que necesitarían 5 carriles las calles principales y todos esos gigantescos parques, porque esos enormes edificios llevan ahí más de 500 años intactos.

En las calles se ven taxis que en México jamás serían taxis, hoy en la mañana me recogió un uber para llevarme a la estación de tren, el auto es de una marca que nunca  había oído y es el coche más hermoso al que me he subido, todo eso por 6 €. Experiencias como esa,  ver los cerros llenos de olivos y vamos cubiertos de girasoles hacen que todo valga la pena. Anoche cenamos con una familia española, aunque son españoles varios nacieron en Marruecos, es increíble ver la fusión que los españoles tienen con la cultura árabe.

Identifico tantas cosas como propias, porque finalmente los pueblos que habitaron mesoamérica adoptaron las costumbres españolas (de los reinos de España, 800 años de herencia árabe, imperio romano, etc) para formar nuestra cultura actual. La cena fue "para picar" como describió la anfitriona. Gambas, jamón de bellota "del bueno", queso asturiano, pinchos marroquíes, lomo, fruta fresca, tocino de cielo (no es como suena, es como un flan) y vino tinto.

sábado, junio 10, 2017

Al país de Don Quijote...

En unos días viajaré más de 10 horas a la tierra de Don Quijote de la Mancha, aunque ya averigüé su ruta y solo coincide con la mía en un ciudad, de todos modos mi imaginación volará mientras esté en Toledo. 

Es un viaje que salió de una ocurrencia y hoy me dediqué a hacer todas las reservaciones necesarias, será de esas aventuras para recordar y contar por años. Iré también a Africa!!! a la parte Norte pero aun así es África, habré ido a 3 de los 5 continentes de los que se conformaba la gran Pangea. 

Me ilusiona mucho el tour en Marruecos, ese misticismo y aunque me han criticado por investigar cual es el código de vestimenta pero yo voy de turista, no a revolucionar las costumbres árabes, así que me voy a ceñir a las costumbres que eviten que destaque y me cause algún problema.

Hay tantas cosas por ver, por conocer, por vivir, es más hasta tal vez pueda ver a un amigo que no veo desde que entre a la universidad, él va a estar de vacaciones y va a hacer unas escala de unas horas en Madrid, un día antes de que yo me vaya.  Hay unos camelitos de souvenirs que vi en un blog y ahora quiero uno de esos

Esas imágenes son de cabo Espartel, es donde el mar mediterráneo y el océano atlántico. Xizor dice que la maleta que llevo es una exageración pero si no llevo maleta grane... dondé voy a meter a mis camellitos? 

sábado, mayo 27, 2017

Crónicas del gimnasio III

Ayer que regresé al gym me llevé la sorpresa de que instalaron un costal y una pera de box. Soy tan feliz!!!
Hoy le di una paliza a ese costal como si fuera mi peor enemigo.
Eso de la violencia física en contra de costales de box me emociona mucho, había pensado en comprar el mío pero no veía donde colocarlo.
Es algo muy relajante, yo visualizo al oponente, la altura de sus zonas sensibles y comienzo a patear y a tirar golpes, al ritmo que me han enseñado mis entrenadores.
Cuando terminé de darle esa paliza al costal me sentia tan agotada, adolorida pero muy feliz.

miércoles, mayo 24, 2017

Crónicas del gimnasio II

En las últimas semanas no he estado tan "juiciosa" (termino colombiano adquirido de novelas que veo en netflix) con el ejercicio, aun así el nutriologo dice que voy muy bien. Desde hace como 15 días el calor ha estado mortal, sobre todo la sensación térmica, porque además de altas temperaturas tenemos humedad relativa de arriba del 30%, por lo tanto es como estar en Acapulco pero sin playa ni bikinis. 
Intenté la natación hace una semana, unos 3 días estuve atravesando la alberca de corazón unas 10 veces y terminaba agotada, pero no refrescada, porque a pesar de que estamos a 35 grados, no apagan la calefacción de la alberca y siento que nado en caldo.

Suena raro pero ya extraño mi entrenamiento de fuerza... quien lo diría, me terminó por gustar el entrenamiento, solo que a veces llegan los clásicos galanes de gimnasio a quererme hacer plática, son de esos que no entienden las indirectas de "estoy ocupada", "tengo prisa", "quiero acabar rápido mi rutina" y te siguen preguntando que si estás soltera... bueno que no ven que me hacen perder las cuentas de mis repeticiones? ash, esa fue una de las razones por las que empecé a diversificar mi actividad física, en la alberca estoy sola y nadie me esta interrumpiendo, disculpen mi apatía pero yo voy ahí a ser fuerte, no ha ver a quien me ligo. 

jueves, mayo 18, 2017

La dama de negro

"Arthur Kipps ha vivido aterrado a partir de una experiencia que enfrentó en su juventud. Los terribles eventos que le han sucedido deben ser contados ante un público conformado por familiares y amigos, por lo que decide escribir su historia y buscar la ayuda de John Morris, un escéptico director de escena para que lo oriente a interpretar adecuadamente su texto. Para esto se citan en un viejo teatro.
Durante el primer acto, que más bien es de carácter expositivo, el público conoce los pormenores preliminares de la historia y siente la atmósfera inglesa de principios del siglo XX.
En el segundo acto, la historia va provocando risas nerviosas que culminan en gritos de franco terror y pavor al final de la historia. Logrando que cada persona se paralice de miedo en su butaca ante todos los fenómenos inexplicables que está presenciando. "



Ese texto está en el papelito que me dieron al entrar al teatro (luego de una travesía de casi 1 hora para llegar a Polanco en 4 medios de transporte distintos). Ver esta obra es de esas cosas pendientes que tenía hace años, por lo regular quedaba con alguien de ir a verla y nunca se concretaba, hasta el sábado pasado que fui con Evan. 

El escenario solo tiene un baúl y 3 sillas, el resto de la obra exige mucha imaginación. Hay 2 actores en escena y una dama de negro que deambula por los pasillos y de repente de da un buen susto. Solo Evan es capaz de ignorarla cuando le pasa a un lado. 
Son 2 horas de suspenso que no se sienten, también bastantes risas y algo de angustia. 
Estaba leyendo una entrevista a uno de los actores y cuenta que en escena le suceden eventos "inexplicables", eso si me daría mucho miedo, pero lo bueno es que yo no vi a ningún niño (ni de los fantasmales ni de los reales, que estos últimos cada vez se me hacen más molestos). 

Hay un intermedio (así como antes había en los cines cuando era niña)que te sirve para chismear de lo que pasó en el primer bloque y estar con la expectativa de cuando va a salir la dama de negro.

Hay varios momentos de total oscuridad en que solo se oyen pasos y gritos, es bastante emocionante y si te dan un susto un instante después te estas riendo. El final es impresionante pero más impresionante es ver todo lo que hacen con tan poco mobiliario. 

Definitivamente no me decepcionó.